PlayCam

¡En construcción! – Octubre 2019

Reseña: Polvo

2 min read
Una gran reunión de grandes actores que aportan lo mejor de sí para una comedia que no decepciona, pero cuya trama queda corta e incompleta

Director: José María Yazpik

Protagonistas: José María Yazpik, Mariana Treviño, Adrian Vazquez

País: México

Duración: 88 mins

Género: Comedia, crimen

Estreno: 08 de noviembre del 2019

Con una propuesta que conjuga los elemento de siempre en el cine mexicano pero con un elenco que la hace brillar de cuando en cuando, la ópera prima de José María Yazpik como director construye una historia interesante que, sin embargo, deja muchos cabos sueltos y no llega realmente a ninguna parte.

En búsqueda de fama y fortuna como gran actor de Hollywood el Chato dejó San Ignacio, su idílico y apacible pueblo en medio de la nada. Diez años después, en 1982, un cargamento de cocaína es arrojado desde el aire sobre San Ignacio, el Chato es encomendado por la mafia de Tijuana para recuperar la droga a sabiendas de que si no lo hace todos los habitantes del pueblo estarán en peligro. A su regreso el Chato se confronta con la posibilidad de recuperar su vida, su familia y al hijo que no sabía que tenía.

Con el propio Yazpik encabezando con un papel bastante convincente esta comedia, son los personajes secundarios los que verdaderamente la hacen brillar en sus mejores momentos. Con la participación de personajes como Mariana Treviño, Jesús Ochoa, Angélica Aragón y Joaquín Cosio, cuyo talento está por demás asegurado.

Cada oportunidad de guio, por breve que ésta sea, es aprovechada por este grupo de estrellas del cine mexicano, logrando entretener con cada uno de sus estilos, cada uno de ellos representando algún arquetipo de personaje mexicano de un pueblo que es retratado burlona pero fielmente.

El punto débil de la cinta no son, por tanto, sus personajes un tanto acartonados, sino más bien sus metas y sus motivaciones. “Polvo” realiza un buen trabajo para presentarnos a su pueblo y las características de sus habitantes, pero hace poco por contarnos sus historias. Y en el caso de las historias que nos cuenta, simplemente no llegan a nada.

Lios amorosos que no se resuelven, lios criminales que no culminan, incluso una crítica la sociedad que se queda en la presentación del problema del narco y la riqueza espontanea, pero cuyas consecuencias no son exploradas más que aquellas visibles inmediatamente.

Y se entiende que al ser una comedia la profundidad no sea basta, pero “Polvo” se toma gran parte de su metraje en ofrecernos múltiples tramas y conflictos que no resuelve. Ella misma termina por ahogarse en sus propias tragedias que quizás no eran necesarias, porque l final del día es un comedia funcional que quiso ir más allá pero perdió el rumbo.

Copyright PlayCam © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.